Apertura del nuevo vestuario masculino del CTCH

El nuevo espacio que inauguramos ha supuesto una intervención sobre 523 m2, además de la escalera principal de acceso y da respuesta a la reforma de los vestuarios y aseos con el objetivo de mejorar  sus acabados y revestimientos, introducir nuevas instalaciones, modernizar las existentes y redistribuir su espacio interior además de resolver los problemas de humedades que se manifestaban en el techo del restaurante, los problemas de ventilación de los aseos, los saltos térmicos de las duchas y el alto grado de humedad que se producía en la zona de taquillas. A continuación podrán ver 3 galerías de imágenes. La primera de ellas con fotos del vestuario antiguo, la segunda con las fotos del vestuario actual tras las obras de remodelación y la última con las fotos tomadas durante el proceso de obra.

Particularmente importantes en el diseño han sido los criterios de eficiencia energética tanto en el aprovechamiento del agua, mediante la sustitución de pulsadores de chorro de alta presión en las cisternas o los urinarios por sistemas de detección de presencia o de menor consumo, como en el gasto de electricidad al haber sustituido toda la iluminación por tecnología led.

Los criterios de accesibilidad y personas con movilidad reducida también se han tenido en cuenta mediante la adecuación de una cabina específica para estas personas y mediante la reserva de un espacio específico, junto a los vestíbulos de acceso desde la piscina interior, consistente en un hueco para un futuro ascensor que conectaría con la planta baja.

El detalle del proyecto se encuentra recogido en el Proyecto Técnico y de Ejecución que se preparó para la licitación de la obra y cuyos objetivos básicos eran:

– Agrupar lo máximo posible las zonas húmedas (aseos y duchas) y simplificar las instalaciones.

– Dotar a las duchas de mayor intimidad.

– Hacer más claras las circulaciones.

– Resolver la accesibilidad en los vestuarios con una cabina compuesta por ducha y aseos adaptados a personas de movilidad reducida.

– Reserva de superficie para un futuro ascensor

– Equilibrar superficies respetando el número de taquillas ocupadas actualmente y añadiendo taquillas de uso diario.

– Añadir un vestuario de familias, independiente del masculino y del femenino.

– Modernizar las instalaciones de fontanería y saneamiento, y reparar las deficiencias que provocan humedades.

– Mejorar la instalación de ventilación y climatización.

– Renovar aparatos sanitarios, griferías, accesorios, así como revestimientos de suelos y paredes.

– Mejorar la iluminación.

Todo ello dentro del marco definido por el Plan Director del Club que homologa los materiales y la imagen para dotar de coherencia a todas las actuaciones presentes y futuras.

Estas obras de infraestructura conllevan inconvenientes para los socios de forma puntual, pero creemos que los resultados merecerán la pena. Estas actuaciones eran necesarias y a partir del jueves la población masculina y, en breve, la población femenina, podrán disfrutar de unas merecidas instalaciones de calidad, las que corresponden a un Club de prestigio como el Chamartín.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies